Tras meses tomando sus primeras clases de inglés, el presidente de España Mariano Rajoy ha cambiado el nombre oficial de España en inglés a ‘Espain’ para permitirse pronunciar el nombre del país en inglés sin problemas.

“Como la mayoría de los españoles nativos, el presidente tiene problemas con palabras en inglés que empiezan con la ‘s’ seguida por una consonante,” matizaba John Smith, profesor de inglés del presidente. “He pasado una de cada tres horas de clase con el presidente revisando la pronunciación de Spain, pero no hemos visto ninguna mejora. Como resultado, hemos decidido los dos que cambiar el nombre oficialmente sería la solución más beneficiosa.”

Según el informe que monitoriza el desarrollo de inglés del presidente, habría podido llevar años antes de ver algún desarrollo en su pronunciación. El gobierno está seguro de que a los españoles les van a gustar la decisión porque ya no tendrán que gastar impuestos extras para cubrir las clases adicionales del presidente para solucionar el problema lingüístico. Además, ya no les tiene que dar vergüenza cuando los extranjeros se burlen de su presidente porque no pronuncia bien el nombre de su propio país.

“No lo hice por mí, sino por toda la población de España y los futuros presidentes que han crecido siendo parte de una generación que aprendía francés en vez de inglés. Quería ayudarnos a pronunciar el nombre de nuestro país con confianza. Somos gente orgullosa y queremos transmitirlo cuando hablemos en inglés. Hablar con confidencia es una cualidad fundamental de ser ‘espanish,’ insistía Rajoy.

Fuentes cercanas al presidente dicen que en el futuro podremos ver otros cambios del inglés, por ejemplo según un periodista del periódico español ‘El País,’ Rajoy ya ha pedido al presidente italiano Sergio Mattarella cambiar el nombre de la comida espaguetis en inglés a espaghetti.

(un artículo satírico, claro. Some homework I did for Spanish class. Thanks Daniel for reminding me to put it up!)

Advertisements